Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

¿Qué es un plazo fijo?

Un plazo fijo, ante todo, es un instrumento de ahorro. Se trata de un depósito de dinero que podés hacer por un tiempo determinado. Concluido ese tiempo, el banco te devuelve el dinero que invertiste más los intereses generados.

Si te decidiste y querés invertir en un plazo fijo, en BBVA contamos con opciones pensadas para ajustarse a tus expectativas. Podés optar por un plazo fijo en pesos o dólares o abrir tu plazo fijo online (¡simulá tu cuota!), en caso de que no seas cliente. Además, contamos con alternativas de interés variable, renta asegurada, BADLAR, renta mensual o inmediato.

Tipos de plazo fijo

A la hora de invertir en tu futuro, queremos que cuentes con todas las opciones disponibles para elegir; desde un plazo fijo tradicional en pesos hasta uno de renta variable o asegurada. 

Para que decidas cuál es la inversión indicada para vos, te ofrecemos diferentes tipos de plazo fijo:

  • Plazo fijo clásico en pesos: el plazo fijo clásico en pesos es una alternativa de inversión en la que se pacta el plazo y la tasa de interés desde un inicio. Se realiza a través del depósito de dinero en el banco por tiempo determinado y, al finalizar, se recibe ese monto más un extra en concepto de interés.  
  • Plazo fijo clásico en dólares: el plazo fijo clásico en dólares te permite sumarle rendimiento a tus ahorros en dólares, obteniendo una renta para el plazo que elijas, siempre a partir de los 30 días de haberlo hecho.  
  • Plazo fijo online: si no sos cliente de BBVA, también podés tener tu plazo fijo. Simulá ahora tu plazo fijo online. 
  • Plazo fijo BADLAR: es una inversión de interés mixto; cuenta con una tasa fija y una tasa variable. La variable es la tasa de interés BADLAR que publica el Banco Central para depósitos a plazo fijo mayores a un millón de pesos de bancos privados.

 este plazo fijo es conveniente en caso de que tengas un monto alto para invertir. 

  • Plazo fijo inmediato: en un plazo fijo inmediato se realiza una inversión a 180 días con un rendimiento fijo pero con la posibilidad de cancelarlo en forma anticipada obteniendo así liquidez, si fuera necesario. Es posible cancelarlo transcurridos 30 días desde su fecha de constitución. En caso de cancelación anticipada la tasa a pagar es menor a la pactada inicialmente para la totalidad del plazo. Podés invertir con un monto mínimo de $5.000. 
  • Plazo fijo clásico renta mensual: esta opción te permite recibir por anticipado intereses mensuales antes de su vencimiento. El plazo mínimo es de 60 días. 
  • Plazo fijo interés variable: es una inversión de interés mixto ya que cuenta con una tasa fija y una tasa variable. La variable es la tasa de encuesta a 30 días que publica diariamente el Banco Central.       
  • Plazo fijo renta asegurada:  este plazo fijo es una inversión de interés mixto. Cuenta con dos tasas de interés: una tasa fija prepactada y otra variable (tasa de encuesta del BCRA), obteniendo la que genere una mejor rentabilidad.

Podés calcular la cuota de tu plazo fijo online ahora, a través del simulador de plazo fijo. 

Conocé la oferta completa de plazos fijos de BBVA y comenzá a invertir en tu futuro
Ingresá a BBVA y conocé nuestro portafolio de plazos fijos

Requisitos para abrir un plazo fijo

Si ya sos cliente de BBVA, podés constituir cualquier plazo fijo siempre que cumplas con las condiciones de monto mínimo de cada uno. 

¿Querés hacer tu plazo fijo y no sos cliente de BBVA? ¡Hace tu plazo fijo online!

Recordá que para operar en el banco tenés que ser mayor de 18 años. 

Simulá ahora tu plazo fijo y evaluá la mejor inversión para vos
Simulá tu inversión con plazo fijo de BBVA

¿Qué es la tasa de un plazo fijo?

La tasa de interés de un plazo fijo es el porcentaje que te indica cuánto dinero (ganancia) va a generar tu inversión en el banco. Es decir, cuánto dinero va a producir tu inversión durante el tiempo que esté depositada en el banco, según el plazo que hayas acordado. 

Cuando un plazo fijo tiene una tasa fija de interés, significa que la misma se pacta al inicio de la inversión y se mantiene sin modificaciones durante la vigencia del plazo fijo. 

En cambio, si optás por una alternativa de tasa variable, esta va a cambiar de acuerdo a las variables vinculadas a tu tipo de plazo fijo pactado. 

Si vas a invertir, informate acerca de todas las alternativas que tenés disponibles para que tu elección sea la correcta. En BBVA te asesoramos respecto a los plazos fijos, un instrumento de ahorro que te dará una renta fija o variable según la opción que prefieras. Si tenés dudas, comunicate con un asesor telefónico o acercate a una de nuestras sucursales para poder ayudarte. 

Esto también te puede interesar