Información

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrar a los usuarios publicidad relacionada con sus preferencias. Si se continúa navegando, consideramos que se acepta su uso. Es posible cambiar la configuración u obtener más información.

Aumentá el flujo de caja de tu empresa

6 estrategias para aumentar el flujo de caja de tu empresa

Administrar la contabilidad de una empresa, sin importar cuál sea tu tamaño, siempre será un gran desafío. Por eso, en BBVA queremos compartirte algunas estrategias para optimizar y/o mejorar el flujo de caja de tu empresa.

¿Qué significa flujo de caja?

El flujo de caja es la acumulación neta de activos líquidos en un período determinado y constituye un indicador importante de la liquidez de tu empresa. Esta conformado por entradas y salidas de dinero en un tiempo dado. El flujo de caja es la acumulación neta de activos líquidos en un periodo determinado y, por lo tanto, constituye un indicador importante de la liquidez de una empresa.

Aquí podés saber más acerca del flujo de caja y su importancia.

6 consejos de BBVA para administrar tu flujo de caja

1. Contar con un presupuesto: La planificación es la mejor forma de evitar problemas de liquidez. Establecé un presupuesto de las entradas y salidas de efectivo que incluya una programación del capital de trabajo, inventarios, facturas por pagar y cobrar, así como obligaciones de corto plazo que tenga tu empresa.2

2. Genera eficiencias el sistema de cobro: Gestioná la forma en la que realizás la cobranza de ventas a crédito. 

  • Una opción, por ejemplo, sería ofrecer descuentos cuando un cliente paga de manera anticipada. Por otra parte, también podés establecer sanciones cuando un cliente se atrasa en sus tiempos de pago, por ejemplo, cobrando intereses por mora.

3. Disponer de una línea de crédito: En algunos casos, puede ayudarte solicitar una línea de crédito con tal de suplir la falta temporal de capital. Una línea de crédito no deja de ser un préstamo a corto plazo que podés pagar en cualquier momento previo al vencimiento.

Es importante recurrir a este tipo de financiación solo si realmente vas a poder asumir los pagos. Si es así, solicitá tu línea de crédito en BBVA.

4. Administrar adecuadamente el inventario: Gestioná el inventario de manera adecuada y conocé cuáles son los productos que tienen rotaciones más altas que otros. 

  • Por supuesto, aquellos productos de alta rotación se venderán más rápido, por lo que lograrán tener mayor movimiento de caja. Para los productos que cueste más tiempo vender te recomendamos que compres una cantidad de acuerdo con la demanda del mercado.

5. Acuerdo de cuenta corriente: Gestioná este servicio bancario que te ofrece una financiación a corto plazo sobre tu cuenta corriente en pesos. El acuerdo permite al cliente disponer de fondos en forma inmediata y la tasa pactada se aplica sobre el monto que el cliente utiliza.

  • Podés acceder a este servicio para contar con un flujo de caja positivo al solicitar el pago inmediato de cupones para generar un flujo de caja positivo. 

6. Recurrir al descuento de cheques o factoring: Una opción muy recomendable para las PyMEs con problemas de liquidez, es el uso de plataformas de descuento de cheques. El factoring o descuento de cheques consiste, principalmente, en que una empresa cede sus créditos a una entidad bancaria o financiera y ésta se va a encargar del cobro.

Hacete cliente de BBVA
Ahora que sabes cuáles son las estrategias para aumentar el flujo de caja,
Hacete cliente de BBVA y adelanta el cobro de tus ventas.

Esto también te puede interesar